¿QUÉ ES LA FOTOGRAFÍA MINUTERA?

La fotografía minutera surge entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX como una alternativa a la fotografía de estudio, demasiado cara para la mayoría de las personas de la época y destinada únicamente a la burguesía.

 

En ciudades y pueblos y surgió la figura del fotógrafo ambulante permitiendo a las personas de pocos recursos la posibilidad de retratarse por un módico precio.

 

Fotografías tomadas a pie de la calle,con cámaras totalmente artesanales construidas por ellos mismos, que funcionaban a su vez cómo un pequeño laboratorio, reveladas y entregadas en pocos minutos (de ahí su nombre) a un precio asequible.

 

La magia de la alquimia fotográfica y el saber de un oficio artesano se unen este proceso tan único y particular.

¿QUIÉN ES TRISTANA?

Tristana es nuestra preciosa cámara minutera de madera construida de forma artesanal siguiendo la tradición de los antiguos fotógrafos ambulantes.

 

Recibe su nombre de una película del cineasta y genio aragonés Luis Buñuel, y sus peculiares características hacen que funcione como una cámara - ampliadora -laboratorio que permite entregar el retrato ya terminado a la persona en un tiempo de unos diez a quince minutos.

La persona comienza posando cómo se hacía antiguamente y su imagen se proyecta invertida en un cristal interior donde colocaremos el papel fotosensible que será fijado por la luz en la toma fotográfica.

 

Primero obtendremos un negativo y lo revelaremos en su interior “cocinando las fotografías a fuego lento” frente al retratado, convirtiéndose no sólo en una imagen sino en una experiencia única. Después invirtiendo el proceso y colocando el negativo en la paleta de copia obtendremos la fotografía final en blanco y negro en papel fotográfico con gelatina de plata.

 

Magia, alquimia fotográfica y el saber de un oficio artesano se unen este proceso tan único y particular.

Rara Avis. Fotografía en extinción

  • Rara Avis